31 diciembre, 2007

Feliz año nuevo



Esta terrible fotografía posee una potencia metafórica extraordinaria. El desgarrador cuadro que el fotógrafo Kevin Carter captó durante la hambruna de Sudán en 1994 (uno más entre los desastres humanitarios que asolan periódicamente el continente africano y constituyen un genocidio inducido e impune) le valió el premio Pulitzer. Meses después, víctima de una depresión profunda, se suicidó

Anoche debatía con algunos amigos acerca de la fuerza de las imágenes del horror como movilizadoras de las conciencias. Yo hube de admitir que, pese a reconocer esa utilidad, personalmente eludía la contemplación de tales imágenes o escenas. Evoqué como ejemplo concretamente una que muestra a una excavadora arrojando a una fosa común cadáveres de un campo de concentración nazi. Esa secuencia está en mi mente. No necesito volver a verla (ni esa ni otras muchas) porque se quedaron en mi desde la primera vez que me golpearon. Creo que deben ser conocidas por quienes no las conozcan, pero encuentro morboso en cierta medida reiterar su contemplación.

La foto de Carter, sin embargo, la he contemplado con detenimiento cada vez que se me ha puesto delante. Incluso la he publicado en un cartel cuya adecuación y utilidad se me discutió en su día. Esa escena terrible sintetiza la verdad profunda y cruel de nuestro mundo y hoy la utilizo para ilustrar un artículo publicado el pasado día 29 en 'El País' por Juan Vidal-Beneyto, una de las mentes más lúcidas y honestas en este entorno de hipocresías y escritos mercenarios. Título: A contra-esperanza. Subtítulo: Más de un tercio del PIB mundial lo poseen las 100 primeras empresas del mundo.

Contemplad la imagen, leed el artículo y escupid luego, si podéis, esa tradicional trivialidad: Feliz año nuevo.

"Una anciana sin domicilio fijo murió de frió a principios de esta semana en la plaza de la Concordia de Paris. Lo que hubiera sido hace algunos anos una noticia destacada de la prensa escrita se ha reducido ahora por obra de la banalización de la miseria a apenas 30 segundos en el noticiero radiofónico. Y la miseria avanza discreta e implacablemente hacia nuevas cimas. En Francia cerca de 7,5 millones de personas, es decir, el 12% de la población, y entre ellos dos millones de niños, viven por debajo del umbral de la pobreza. Cada día los pobres son más pobres, pero afortunadamente para las estadísticas globales de la riqueza, los ricos son más ricos y una cosa compensa la otra. Las ciudades de alto nivel social prefieren, según nos cuenta la bien informada periodista de derechas Sylvie Pierre-Brossolette, pagar las multas que les impone la ley por no construir viviendas sociales antes que destinar ese dinero a su edificación. Ese parece ser el caso de Neuilly-sur-Seine, la ciudad residencial de los alrededores de Paris de la que fue alcalde Nicolas Sarkozy hasta su acceso a la presidencia. Al dinero como único patrón corresponde el hipercrecimiento de las multinacionales: Exxon, cuya riqueza es superior a la de 182 países miembros de Naciones Unidas; más de un tercio del PIB mundial lo poseen las 100 primeras empresas del mundo; los ricos que entre 1936 y 1975 representaban el 1% de la población norteamericana y poseían el 5% del PIB de EE UU han vuelto a elevar su participación a más del 20% en los últimos 30 años.

Riquezas amasadas en una legalidad de fachada, tras de la que se esconden las bolsas de valores manipuladas y sus amañadas cotizaciones, las contabilidades trucadas, los PDGs truhanes, los Estados cómplices con sus asilos protectores del crimen -seis paraísos fiscales en la sola Unión Europea-, el escabroso, indomeñable imperio del gangsterismo económico, todo fundado, legitimado por los vendedores del capitalismo de mercado que se autocalifican de filósofos y que hacen del darwinismo social la doctrina que todo lo explica: los más fuertes duran y prosperan, los otros desaparecen. Las cosas son así e intentar cambiarlas es peor, pues sólo produce más caos y desorden. Algunos parches, quizás sí, pero proponer otros modelos de sociedad, con otros valores y otras prácticas, buscar alternativas a lo existente y apostar irresponsablemente a lo improbable es optar por el terrorismo de las utopías. El sueño es un componente esencial de lo humano, pero no el sueño de los pobres hecho de fuego y revoluciones sino sólo el de los ricos que viven entre el lujo y la lujuria, para el disfrute hedonista que nos describe Lipovetski desde su postmodernidad. Frente a las afirmaciones de los guardianes del sistema que sostienen que las desigualdades han permanecido estables y en bastantes casos han disminuido, los datos más fiables prueban lo contrario. En los últimos 8 años, según escribe Louis Maurin, director del Laboratoire de las desigualdades que se apoya en los datos del INSEE, la diferencia de renta media en Francia entre más ricos y los más pobres ha aumentado en 4.682 euros.


Con todo no es esa cifra lo más inaceptable sino el permanente recurso a las remuneraciones faraónicas en la despedida de los ejecutivos patronos (CEO), gracias a los paracaídas dorados, a las stock-options, a las plusvalías como nos detalla Patrick Bonanza en su libro Les Goinfres (Los glotones), Flammarion, 2007. Entre sus protagonistas figuran todas las grandes empresas francesas y entre sus presidentes destacan Antoine Zacharias, presidente del Grupo Vinci, con sus cerca de 220 millones de euros, y Daniel Bernard, de Carrefour, que se fue con 209 millones tras haber rechazado un aumento del 2% a sus empleados, sin olvidar a Jean-Marie Messier, que obtuvo algo más de 20 millones después de haber dejado a su empresa Vivendi al borde de la quiebra. Claro que los americanos siguen llevándose en todo la palma: Ray Irani, de Occidental Petroleum, consiguió 322 millones de dólares y Steve Jobs de Apple se llevó el premio gordo con 647 millones. Claro que tampoco los españoles en nuestra modestia podemos dejarnos dar lecciones por nadie, los 108 millones de Ángel Corcóstegui con ocasión de su salida del Banesto y el tan bien remunerado adiós de Francisco Pizarro a Endesa están ahí para probarlo. Frente a tan agresivo obsceno enriquecimiento, más de mil millones de personas, como nos recuerda Gustave Massiah del Cedetim, han disminuido desde 1993 dramáticamente sus insuficientes ingresos y hoy más de 1.600 millones viven, habría que decir mueren, con menos de un dólar diario. Le hemos oído decir a Jacques Delors que la misión de nuestro viejo continente no puede ser la de asumir toda la miseria del mundo. Este realismo cómplice e inaceptable nos lleva al igual que las postulaciones retóricas del Milenio a atrincherarnos, con nuestra obstinación y desde nuestra insignificancia en la resistencia crítica. Aunque sea a contraesperanza.
"

Leer online http://laspiral.blogspot.com

27 diciembre, 2007

No dejéis que los niños se acerquen a... provocarme

¿Cómo es posible que un obispo (el de Tenerife, monseñor Bernardo Álvarez) haga afirmaciones como las que siguen respecto al abuso de menores, que, a tenor de sus palabras, sería algo sumamente relativo?

"Puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan. Esto de la sexualidad es algo más complejo de lo que parece", afirma el obispo.

Ese revelador "si te descuidas te provocan" enciende todas las luces rojas y hace sonar las sirenas de alarma. Resulta inevitable preguntarse en qué consiste 'descuidarse' y cómo puede llegar a sentirse provocado sexualmente por un adolescente alguien ajeno a ciertas inclinaciones morbosas. Según eso, ¿sería el menor el culpable del abuso y el adulto la víctima de una provocación irresistible?

Pero monseñor va más lejos aún al equiparar la homosexualidad con el abuso de menores: "la persona practica la homosexualidad como puede practicar el abuso de menores", asegura el pastor de Tenerife.

Esta es la gente que dirige la moral y orienta las conciencias de los católicos en España. No es de extrañar que monseñor Álvarez justifique los desmanes de la COPE. "Es una emisora en la que la Iglesia tiene la mayoría de la propiedad", dice. "Esto significa -añade- que es libre, no la maneja nadie ni se vende a nadie. La llevan los que la dirigen y cada uno de los profesionales es libre y responsable de decir lo que quiera".

Inefable. La iglesia es libertaria y no nos habíamos dado cuenta. Difícilmente puede ponerse en evidencia con mayor claridad lo que uno es hasta el punto que lo hace el obispo de Tenerife: un fariseo imperturbable.

Leer online http://laspiral.blogspot.com

15 diciembre, 2007

'La crisis del conejo' (Humor pepero)

Tras la propuesta, por parte del secretario general de Agricultura y Alimentación, del conejo como ejemplo de alternativa razonablemente asequible a los alimentos típicos (y carísimos) de Navidad, la derecha/chona se ha sentido unánimemente humorista. Ya se sabe que en este país el conejo da mucho jugo, digo juego para las mentes simples.

El problema es que contemplar a un personaje tan falto de gracia y otros dones como Acebes intentando mostrarse ingenioso a costa de la propuesta de Josep Puxeu, que, como todo en esta vida, él achaca a Zapatero, resulta un sarcasmo insuperable.

Ejemplos:

- "Empezó la legislatura diciendo que los españoles íbamos a vivir mucho mejor y ha acabado pidiendo que coman conejo". Jua, jua, jua..

Conclusión a partir de un ligero análisis morfo-sintáctico: Acebes, aparte de no ser gracioso, no se siente español. Obsérvese que en la primera parte de la frase utiliza la segunda persona del plural (“íbamos”), pero al final, cuando se trata de comer conejo, emplea la distanciadora tercera del plural (“coman”). ¿Será alergia al conejo? Allá él.

- "Ha sido incapaz de frenar la subida de los precios y por eso pide a los españoles que comamos conejo, a eso le llamo yo la crisis del conejo. Acabaremos escuchando: 'coman conejo, Gobierno de España’". Jua, jua, jua…

¿No es genial lo de la ‘crisis del conejo’? Creo que desde la ‘crisis de Perejil’ no había oído un nombre de crisis más gracioso.

También tiene mucha gracia -desde el discutible sentido del humor de la derecha/chona- que se acuse al presidente del Gobierno de no frenar la subida de los precios. Si lo intentase, con inevitables medidas de control del mercado que son desechadas en la economía liberal, le acusarían de totalitario. Ellos siempre tienen razón, aparte de la gracia que tienen sus crisis.

La 'crisis del Prestige', con sus ‘hilillos como de plastilina’ tuvo su gracia. La 'crisis del Yak 42’, con su indecente baile de identidades y mezcla de ADNs fue un puntazo. La 'crisis del 11-M', atribuída a ETA hasta anteayer, barrió en el ‘hit parade’ del humor patrio. Se creía insuperable, pero...

Para ellos, sin embargo, la crisis que tiene gracia de verdad, más allá de la cumbres del humor negro en el que son consumados maestros, es la ‘crisis del conejo’. Un hallazgo sustancioso, que prolonga la barbilla de Acebes hasta la pared de enfrente.

Angelitos. Me mata la gracia que tienen.

Leer online http://laspiral.blogspot.com

10 diciembre, 2007

Otra falsa rectificación de Zapatero

El Partido Popular sigue empeñado en interpretar y pintar la realidad a mayor beneficio de sus intereses electorales con desprecio manifiesto de la verdad. Su objetivo único desde el principio de la legislatura es deteriorar la imagen de José Luis Rodríguez Zapatero. Y ahí siguen, inasequibles al desaliento, dibujando un panorama -que sólo ellos y sus leales ven-, en el que el presidente del Gobierno es un bobo solemne, un ingenuo incurable, un alegre improvisador o, lo que es peor, un maquiavélico personaje secretamente comprometido en la destrucción de España.

Todo les sirve. Lo mismo les da un cuento de risa que uno de intriga o miedo. La última fabulación es obra de Jorge Moragas, secretario de Relaciones Internacionales del PP y 'campeón de las libertades', especialmente en lo que respecta a Cuba, que parece ser su obsesión, tal vez porque es la obsesión de Estados Unidos y el Partido Popular está, como se ha puesto de manifiesto en muchas ocasiones, incondicionalmente al servicio de la política de ese país. El 16 de Octubre de 2004 Moragas tuvo el 'honor' de ser expulsado desde el aeropuerto de La Habana, donde apareció con una inocua visa de turista y la secreta pretensión de entrevistarse con la oposición anticastrista. ¿Ingenuo o provocador? ¿Bobo o maquiavélico?

El caso es que, tras el acuerdo de reforzar aún más la cooperación contra ETA alcanzado ayer por Zapatero y Sarkozy, Moragas y su partido han decidido 'celebrar' que el presidente del Gobierno "rectifique una vez más" su política "errática" en la lucha contra ETA, apostando por la colaboración con Francia para derrotar a los terroristas y acercándose así, una vez más, a las lúcidas tesis de su partido. La frase textual de Moragas no tiene desperdicio como mentira impenitente: "Después de tres años de confundir a la opinión pública y a las propias fuerzas de seguridad del Estado, Zapatero se suma ahora a las posiciones del Partido Popular y habla de la derrota de ETA mientras exalta la figura de Sarkozy".

Pero aún hay más. La rectificación más flagrante del 'errático' Zapatero sería -según Moragas- que éste hizo campaña a favor de Ségoléne Royal en las elecciones presidenciales francesas, lo que -se supone- le identificaría como enemigo irrconciliable del presidente galo. Lo cierto, sin embargo, es que la 'campaña' de Zapatero se limitó a un mitin celebrado en Toulouse junto a la candidata del PSF en vísperas de la primera vuelta. Es falso de toda falsedad -contra lo que Moragas afirma- que el presidente del Gobierno español cuestionase en aquella ocasión el papel de Sarkozy, como ministro del Interior, en los disturbios de los grandes suburbios franceses.

Moragas es fiel, al igual que todo su partido, a la divisa "miente, que algo queda". La desmemoria popular ayuda a que algunas de esas mentiras lleguen a consolidarse, sobre todo en el ánimo de sus partidarios, como verdades incontestables. De cara al resto de la población, sin embargo, les ponen en evidencia como una opción absolutamente indeseable. El hecho de que un partido que perdió las elecciones en 2004 por mentir se haya empecinado en esa práctica indecente durante toda una legislatura es, para el conjunto de los ciudadanos, cualquier cosa menos una garantía de respeto a la democracia y a los demócratas.

Por supuesto, huelga decir que el PP nunca admitirá que Zapatero tuvo y tiene un considerable peso político en la política europea y más específicamente en la francesa; que Ségoléne fue apodada 'la Zapatera' (así, en español, claro), en la medida en que promovía un cambio de estilo y de política en su anquilosado partido; que Sarkozy llegó a reconocerle como "una de mis referencias"; que, dentro de la confrontación electoral, éste espetó a Royal que el presidente español estaba más de acuerdo con su política económica que con la suya... Y que mientras el ahora presidente galo fue ministro del Interior la cooperación antiterrorista y la cordialidad por ambas partes fue irreprochable.

Por cierto, ¿se imaginan a Sarkozy invitando a un mitin de campaña a Rajoy o a su predecesor?. No, ¿verdad? Con eso está todo dicho.
Foto de Jorge Moragas. EFE

Leer online http://laspiral.blogspot.com

03 diciembre, 2007

Panorama tras la derrota de Chávez

Hugo Chávez y su partido tienen mucho que reflexionar tras el rechazo en referéndum de la reforma constitucional que proponían. La suya ha sido una derrota por la mínima ('pírrica' ha llamado Chávez a la victoria del no) pero de elocuencia política considerable e ineludible. "Nos venció la abstención", ha reconocido el caudillo bolivariano. Y no ha sido una abstención cualquiera, sino precisamente la de los suyos. No cabe hacer otra lectura a la vista de que en apenas un año ha perdido el voto de tres de los siete millones de personas que apoyaron su última reelección.

Es indudable que los 69 cambios propuestos para el texto de la Constitución venezolana, el más polémico de los cuales era la posibilidad de una presidencia vitalicia, inquietaban más de lo que seducían. La aceleración de la marcha hacia un socialismo bolivariano de perfiles indefinidos y consecuencias tan imprevistas como imprevisibles ha despertado incertidumbres que prueban que el apoyo a Chávez por parte de la mayoría del pueblo venezolano no es necesariamente incondicional.

No se le puede negar a Chávez un considerable éxito en el saneamiento económico del país. Un crecimiento de casi el 11% es un índice impresionante, envidiable y envidiado por todos los países del área latinoamericana y aún del mundo. El problema es que ese éxito en términos macroeconómicos dista mucho de serlo en términos de distribución social de la riqueza.

Paradójicamente, Chávez ha creado una promoción de nuevos ricos y ha fortalecido el poder adquisitivo de la clase media venezolana, pero ha fracasado en gran medida en su objetivo prioritario: redimir de la pobreza a las clases populares. Y esa constatación está pesando notablemente en el ánimo de quienes han venido apoyándole incondicionalmente desde 1999. Son los enemigos del chavismo y no sus seguidores los grandes beneficiarios de las reformas. Cruel sarcasmo.

Tampoco ha sido precisamente estimulante para el 'sí' a la reforma constitucional el tono agresivo que en las fechas más próximas a la convocatoria plebiscitaria le ha dado Chávez a su política internacional, con la ruptura de relaciones con Colombia y las amenazas a los intereses españoles, entre otras cosas. Unas ciertas dosis de nacionalismo patriotero pueden halagar los oídos de las masas ocasionalmente, pero la sobredosis, la paranoia conspirativa y aislacionista en la que el líder bolivariano se ha sumergido con insólita fruición, tienen un efecto perverso. Los venezolanos no contemplan con tranquilidad la perspectiva de que su país pueda acabar boicoteado, sometido a un embargo económico 'a la cubana' a causa de las veleidades de su presidente.

En definitiva, con su referéndum y sus actitudes Chávez ha creado, en tiempo récord, dudas e incertidumbres inéditas y éstas han conducido a una abstención cuyo mensaje no puede ser ignorado por el movimiento chavista y su líder.

Chávez está en su derecho de intentar rentabilizar sus éxitos, que, más allá de las críticas de sus enemigos internos y externos, son incuestionables, pero también ha de asumir sus fracasos y errores, que no son insignificantes. Ahora le ha llegado la hora de aceptar que, lejos de poder dar el 'salto adelante' hacia el socialismo personalista que parecía perseguir, debe centrarse en consolidar el capital político conseguido, fundamentalmente estructurando su movimiento como una opción política estable, de futuro.

Si lo hace bien ese movimiento político que tantas esperanzas ha generado en los desposeídos no será -como es de temer que ocurra una vez que Chávez deje la presidencia de la república- una anécdota más en la historia de Venezuela. Se convertirá en un referente de esperanza ineludible para cuantos reclaman el fin de las gigantescas diferencias sociales y la generalización de los beneficios del progreso. Esa es ahora la auténtica y más grave responsabilidad de Hugo Chávez y es preciso admitir que hay grandes dudas de que sea consciente de ello y esté a la altura de las circunstancias.

Lamentablemente, también existen profundas dudas de que la oposición responda adecuadamente a la responsabilidad que le compete tras su 'pírrica' victoria. Chávez les ha enfrentado expresamente a la evidencia de que pueden derrotarle por la vía democrática. Su boicot a las elecciones, su ausencia del Parlamento venezolano, es una irresponsabilidad que los partidos opositores deberían corregir de inmediato, así como sus planteamientos provocadores, golpistas y guerracivilistas.

Chávez les ha derrotado siempre democráticamente y democráticamente ha aceptado ahora su derrota. Eso es más de lo que se puede decir de quienes se le oponen.

Chávez en La Espiral: 1, 2, 3

Leer online http://laspiral.blogspot.com

24 noviembre, 2007

Citas nada aleatorias (IV)


En el país de los ciegos el tuerto es lapidado hasta morir.

Joan D. Vinge

Una interesante reconsideración sobre el destino 'coronado' del tuerto que afirma el dicho tradicional. La envidia airada de los ciegos tiene vocación homicida. Hay pruebas. Tal vez Albert Einstein, calificado por su profesor de la infancia como "negado para las matemáticas", conociera las causas, pero se limitó a hacer esta afirmación nada relativista:

Sólo dos cosas son infinitas, el universo y la estupidez humana, y no estoy seguro de cuál es la más antigua.

Albert Einstein

Tal vez esa constante de la estupidez humana sea el resultado del conocido miedo a la libertad de la especie, pero sin duda también tiene su parte de culpa la no menos humana pereza intelectual. En cualquier caso es inevitable admitir las evidencias de que...

Cuando las gentes son libres para hacer lo que les gusta, habitualmente se imitan entre sí.

Eric Hoffer

Se dice que estupidez y felicidad están intimamente ligadas; que la primera es condición imprescindible de la segunda. Lo que no se suele comentar son las conscuencias desastrosas que para el conjunto de la humanidad tiene la suma de las estupideces individuales. Resulta difícil, de cualquier modo, discutir que, a nivel personal, tal vez...

La felicidad no es otra cosa que una buena salud y una mala memoria.

Albert Schweitzer

Es complicado conciliar la idea de la mala memoria con otra cosa que con la reiteradamente aludida estupidez o con la enajenación deliberada. Especialmente si se considera la opinión del creador del mítico lugar literario de Yoknapatawpha:

El pasado no está muerto. De hecho, ni siquiera es pasado.

William Faulkner

Sólo con esta frase lapidaria tendríamos para un largo debate filosófico y quizás acabaríamos aterrizando en la polémica nacional sobre la ley de memoria histórica, que tantos sarpullidos hace brotar en la fina piel de los ansiosos de olvido. Eludiendo entrar en tal pantano, les dejaré por hoy con una idea que unir a las precedentes para ir rumiando este fin de semana en el que, como de costumbre, esa utopía llamada blogosfera sestea plácidamente:

Nada fija una cosa tan intensamente en la memoria como el deseo de olvidarla.

Michel de Montaigne

Ediciones anteriores de Citas nada aleatorias: I, II, III

Leer online http://laspiral.blogspot.com

21 noviembre, 2007

'El Mundo': Cero patatero

Hace unos días Pedro J Ramírez, director del diario 'El Mundo', dejaba boquiabierto a todo el país y perplejos a sus incondicionales con un artículo en el que arremetía contra el Partido Popular, denunciaba sus errores y cuestionaba su liderazgo, dando prácticamente por sentada su derrota en las elecciones de marzo.

En la medida en que el periódico que dirige (es decir, él) ha sido el motor y el inspirador de algunas de las estrategias más indecentes y absurdas del primer partido de la oposición, el escrito implicaba -de modo tácito, claro- una autocrítica autodemoledora, pero Pedro J tiene cuajo para desmentir tal cosa o cualquier otra sin alterarse lo más mínimo.

El terremoto causado por el artículo en el interior del PP y en su entorno mediático parece haber sido de tal magnitud que el nunca bien ponderado líder de opinión ha considerado conveniente ofrecer urgentemente una 'jugosa' satisfacción al partido poniéndole un balón en el punto de penalty para que chute a placer contra el Gobierno.

Por supuesto, como tantas veces, se trataba de un 'bluff'. Y para colmo no era precisamente un infundio nuevo, lo cual cuestiona incluso la reconocida 'creatividad' de la redacción de 'El Mundo'. Como hoy desvela 'El País' , los supuestos contactos entre el PSE y ETA en algún lugar entre Alemania y Austria fueron 'dados a conocer' el 12 de octubre pasado por la emisora local City FM Radio. Sólo adquirieron fugaz oficialidad cuando, días más tarde, un miembro de la AVT comunicó dicha 'información' a un agente de la Brigada Operativa de Apoyo de la policía, que dio cuenta de la misma en un informe, desechado por sus superiores por su carencia flagrante de verosimilitud.

Dejo a la interpretación del lector el hecho de que un infundio transmitido por un medio minoritario el Día de la Hispanidad, celebración que el PP intentó utilizar contra el Gobierno, sea reproducido y magnificado por un medio masivo el 20-N y en vísperas de la manifestación programada por la AVT.

El crédito de ese periódico y del partido que le sigue estúpidamente la pesada broma es el mismo que tiene su director, capaz de criticar inopinadamente al grupo político al que se ha asociado y que en gran medida ha teledirigido en combinación con Aznar sin esbozar el más mínimo 'mea culpa'. Como diría el último de los mencionados: Cero patatero.

Leer online http://laspiral.blogspot.com

18 noviembre, 2007

Siete llaves

"No es razonable que, en lugar de aunar esfuerzos y fomentar la unidad, se siembre cizaña entre los españoles. Echaremos siete llaves a la tumba del sectarismo y la discordia". Lo ha dicho Rajoy en su discurso de cierre de la conferencia política (no congreso, que es una cosa demasiado seria; no convención, que fácilmente se confunde con una fiesta) que su partido ha mantenido durante tres días con el encomiable fin de dar a sus potenciales votantes una improbable imagen de unidad.

"Siete llaves", ha dicho el líder popular, tomando prestada la cita del regeneracionista Joaquín Costa, que las pedía para el sepulcro del Cid, en alusión a la necesidad de que España abandonase su ensimismamiento en el pasado y se plantease su futuro sin lastres anacrónicos. Siete llaves que en realidad no guardan el sepulcro del mítico guerrero de fortuna, visto otrora como ejemplo de las esencias nacionales.

Contrariamente al Cid, el sectarismo y la discordia carecen de tumba en este país. Siempre han campado (o campeado, por seguir con la referencia al de Vivar) a sus anchas por la ancha Castilla y la aún más ancha Península. Sin embargo, llevábamos unos años en los que ambas lacras aparecían minimizadas o dulcificadas por el clima democrático. Así era hasta que el PP llegó y perdió el poder.

Si me he quedado con esa frase es porque contiene en su sarcasmo sangrante la esencia de la inexistente honestidad política del partido de Rajoy. Que nombre la cizaña quien la ha sembrado por doquier ya es de por sí una muestra depurada de cinismo. Que diganostique y diga querer cerrar en una inexistente tumba las malas hierbas del sectarismo y la discordia quien ha contribuido más que nadie a su extensión roza lo inefable.

Sin embargo, a nadie puede sorprender que el Partido Popular, al encarar la recta final hacia las elecciones, insista en la estrategia que ha venido practicando durante toda la legislatura: denunciar, atribuyéndoselas al Gobierno, situaciones que sólo él ha creado desde la mentira y que incluso sólo existen en su imaginación; pintar un cuadro patético, caótico e incluso apocalíptico frente a las evidencias de una razonable normalidad; achacarle todos los males, los reales y los irreales, al Gobierno.

Perdieron las elecciones de 2004 por una gravísima mentira, que mantuvieron ante la nación frente a toda evidencia precisamente para ganar esas elecciones. Ahora pretenden recuperar el poder perdido por su mala cabeza rentabilizando no una sino una legión de mentiras que no resisten el más mínimo análisis racional.

Siete llaves, ha dicho, sí. Siete llaves, por lo menos, serán precisas para cerrar la tumba de la mentira como instrumento político el día que el Partido Popular se decida a cavar esa tumba.

Todo indica que deben pasar otra legislatura en el desierto, haciendo penitencia y exorcizando a sus demonios interiores, a sus cides próximos y lejanos, a su inquietante y fatal debilidad por la demagogia populista, a su falta de respeto a la ciudadanía...

Siete llaves, sí. Por lo menos.


Leer online http://laspiral.blogspot.com

11 noviembre, 2007

Iberoamérica ya no es lo que era


Respecto al fondo de lo tratado y sucedido en la XVII Cumbre Iberoamericana, celebrada en Santiago de Chile, nos quedaríamos, una vez más, en la superficie si nos limitásemos a la glosa regocijada del contundente “¿Por qué no te callas?” espetado por el rey de España al presidente venezolano. No obstante, antes de entrar en materia, hay que subrayar que don Juan Carlos, con el apoyo incondicional del Gobierno, está sumergido en una enérgica campaña de imagen destinada a subrayar su papel como valedor de la unidad nacional y privilegiado representante del Estado a nivel internacional.

A este respecto cabe preguntarse si sus actuaciones destinadas a ese fin son las más adecuadas; si es el Rey el más indicado para hacer su propia defensa (1-10-2007); si fue imprescindible y prudente la reciente “histórica” visita a Ceuta y Melilla, que Marruecos interpreta como una provocación gratuita, o si increpar al presidente venezolano, tuteándole en un marco lingüístico en el que el ‘usted’ es de rigor, tiene en Iberoamérica el mismo efecto divertido que en España o si, por el contrario, refuerza la visión de España como una potencia imperialista que desde hace años se ha impuesto por aquellos pagos.

Desde que en 1991 se iniciaron en Guadalajara (México) las cumbres que se vienen realizando con periodicidad anual, el marco iberoamericano ha cambiado tanto que ya no lo reconoce ni su madre (en este caso la ‘Madre Patria’). La confrontación abierta con el intervencionismo estadounidense, la despolitización de las fuerzas armadas y el aumento de los gobiernos de izquierda o de progreso en diversos países conforman una variable de importancia extraordinaria y exigen un reenfoque de la política exterior española, un distanciamiento del paternalismo vacuo e incluso cínico que se ha venido practicando desde los tiempos de Felipe González y que llegó a su cénit con las descaradas injerencias de Aznar.

Que Chávez llame ‘fascista’ a Aznar no tiene nada de sorprendente. Se lo llama mucha gente dentro y fuera de España y el presidente venezolano tiene muchas razones personales para guardarle rencor, en la medida en que le atribuye complicidad directa con el golpe de estado de abril de 2002, encabezado por el presidente de la patronal venezolana y que mantuvo al presidente legítimo de Venezuela alejado del poder durante largas y azarosas horas, hasta que los golpistas, ante la respuesta popular, llegaron a la convicción de que se arriesgaban a una guerra civil y renunciaron a su propósito.

Cuando el rey intervino ayer fue, en alguna medida, supliendo la insuficiencia de la presidenta chilena como moderadora y expresando el sentir de muchos de los asistentes. Chávez interrumpía sistemáticamente a Zapatero cuando éste le reprobaba sus alusiones a Aznar (*). Fue Zapatero y no el rey quien defendió expresamente a Aznar en tanto que presidente democráticamente elegido por los españoles. Lamentablemente, ni Aznar ni la actuación de Chávez en este caso tienen buena defensa. Tampoco, pese a todo, la intervención real fue oportuna.

Singularmente, don Juan Carlos vuelve a convertirse en protagonista cuando, ante las alusiones del presidente nicaragüense Daniel Ortega al conflictivo papel de la eléctrica española Unión Fenosa y a la actuación de la embajada española en las elecciones en Nicaragua, abandona la reunión. Sólo una imperiosa urgencia biológica justificaría ese gesto. A no ser que haya necesidad imperiosa de eludir entrar en un debate al que el rey no es ajeno.

En la nueva coyuntura iberoamericana, como decíamos, España debe reenfocar su papel paternalista. Las multinacionales españolas no constituyen precisamente una buena publicidad para la política exterior española en la zona. La práctica del capitalismo salvaje en países que afrontan graves dificultades no facilita que las políticas oficiales de cooperación, por mucha que sea su generosidad (y no lo es), sean vistas como una ayuda valiosa o una compensación suficiente.

Esta ha sido, en cierta medida, un Cumbre Iberoamericana de ruptura. Los países que podríamos denominar como ‘no alineados’ (Venezuela, Bolivia y Nicaragua especialmente) han marcado distancias respecto a los que intentan conciliar sus políticas con las estrategias económicas neoliberales que prevalecen en la globalización (con Argentina, Brasil y Chile, en vanguardia). No es probable que se rompa el diálogo porque es conveniente y fructífero para todos. A España le corresponde ahora redefinir cuidadosamente su papel en una situación en la que empieza a ser vista como antes se veía, en un papel similar, a Estados Unidos.

(*) Merece la pena subrayar la ‘interpretación’ del PP en este contexto. Mientras Aznar ha expresado su agradecimiento al Rey y –excepcionalmente- a Zapatero por una defensa que él seguramente no habría hecho en circunstancias similares, el PP alaba al Rey y califica (ayer) de ‘pusilánime’ la actitud del Gobierno y atribuye (hoy) los hechos a las ‘amistades peligrosas’ de Zapatero. Menos mal que el timón del Estado no depende de la capacidad de análisis objetivo del Partido Popular porque si no el barco de España estaría a estas alturas en el fondo de la fosa de las Marianas.

Leer online http://laspiral.blogspot.com

08 noviembre, 2007

Victoria de los capellanes del pueblo


Rouco Varela decretó el cierre de su parroquia, 'la iglesia roja' de Vallecas, pero se topó con la iglesia, hermano Sancho. Con la iglesia del pueblo, la que está al lado de los pobres y los marginados. Los tres capellanes (Javier Baeza, Enrique de Castro y José Díaz, de izquierda a derecha en la fotografía) se han salido con la suya tras ocho meses de resistencia porque 'la suya' es la causa de muchos, de legiones, y obedece literalmente a la voz original de Cristo.

Es el apoyo social a estos tres curas coherentes lo que ha frustrado el 'diktat' autoritario del arzobispo reaccionario. Un apoyo ganado a pulso tras largos años de servicio al prójimo.

Vía Bottup.

Sin palabras



No quiero ponerle comentario ni apostilla alguna a esta elocuente viñeta de mi admirado JRMORA. El autor sí lo ha hecho. Podéis leerlo aquí.

07 noviembre, 2007

"Nauseabundo, repugnante y mezquino"

“Ha sido nauseabundo, repugnante y mezquino”, escribe en El País Olga Sánchez, la fiscal que investigó el 11-M. Y esos adjetivos no van dirigidos a calificar el brutal ataque terrorista, que fue todo eso y mucho más, sino las inadmisibles agresiones mediáticas que ha sufrido la firmante a lo largo de su actuación profesional en este caso y la irresponsable ligereza con que han actuado algunos periodistas y políticos.

Ella, discretamente, no da nombres, pero no hace falta. Al leer su artículo todos pensamos, inevitablemente, en la intoxicación permanente de la opinión pública realizada por El Mundo, en las delirantes diatribas de la COPE y su talibanes de sacristía, y, singularmente, pensamos en políticos como Zaplana, Del Burgo o Acebes, que han utilizado todas las insidias mediáticas de sus afines para hostilizar permanentemente al Gobierno y cuestionar a la Justicia.

Personalmente, creo que algo falla en el Estado de Derecho cuando es posible interferir en un proceso legal del modo deliberadamente torticero y manipulador en que se ha hecho durante todo el largo periodo de instrucción. Comprar el testimonio de delincuentes-confidentes, dispuestos a dar respuestas ‘a la carta’ de lo que les pide el medio que les paga no sólo no es periodismo de buena ley, sino que puede y tal vez debería ser calificado como delito o falta en buena parte de los casos. Renunciar a hacer información para poner en práctica auténticas campañas de intoxicación, con un goteo diario de nimiedades convenientemente engarzadas en un contexto prefijado y falso y que llegan a la portada con cualquier pretexto es algo más que una simple indecencia.

Sobre Jiménez Losantos y sus ‘homilías del odio’, mejor no nos extendemos. Este pseudoperiodista agitador e irresponsable pertenece a una fauna con la que las personas equilibradas sólo pueden adoptar dos actitudes: ignorarla (lo más recomendable) o verla por el lado cómico, dentro del género de la astracanada más vulgar en el que se inscribe. En cualquier caso, su pervivencia y su audiencia son un pésimo síntoma, en la medida en que acreditan que la derecha española, o al menos la parte más evidente de ella, no ha asumido ni interiorizado la democracia.

Lamentablemente, tras el conocimiento de la sentencia las insidias no han cesado. Todavía ayer, la Comisión de Interior del Congreso fue escenario de una confrontación al respecto. Es, una vez más, el PP contra todos. El partido que no ha asumido su derrota electoral del 14-M ni se aviene a reconocer su causa (la mentira) se ha empeñado en cocear el aguijón, en lugar de callar prudentemente y dejar que pase la marejada de quienes les confrontan con sus prácticas.

Y sólo faltaba el lamentable ex presidente Aznar, autor intelectual de la mentira y de la derrota y poseído de un rencor sólo equiparable a su soberbia empecinada. Hoy ha vuelto a repetir la frase que le hizo famoso sobre los desiertos lejanos y la montañas remotas y ha reiterado que el objetivo de los atentados era “cambiar el curso político de España”.

Esto es una pesadilla permanente y ya nadie ignora los monstruos que la pueblan. Quien se engañe es porque quiere.

Leer online http://laspiral.blogspot.com


31 octubre, 2007

11-M: El PP, a vueltas con la autoría intelectual

Pese a que, supuestamente, Rajoy habría dado ayer instrucciones al partido que preside para que destierre del debate electoral el ataque terrorista del 11-M y sus circunstancias, hoy es él mismo quien vuelve a cuestionar el proceso, tras hacerse pública la sentencia.

"Ya que los acusados como inductores o autores intelectuales, en los términos que utiliza la sentencia, no han sido condenados como tales", el líder del PP se considera legitimado para apoyar "cualquier otra investigación" que esclarezca este extremo y permita "avanzar sin límites en la acción de la justicia" (sic).

El hecho de que Rabei Osman El Sayed Ahmed, alias 'Mohamed el Egipcio', supuesto autor intelectual de la masacre, haya sido absuelto le parece a Rajoy y a su partido razón bastante para seguir cuestionando el proceso y para sostener, al menos subliminalmente, la insidia extendida por Aznar en su comparecencia ante la comisión parlamentaria de investigación "quienes lo planificaron no se esconden en desiertos lejanos, ni en montañas remotas".

Zapatero respondió puntualmente a la indecencia con la única respuesta posible y razonable. Efectivamente, vino a decir, no estaban lejos, estaban en Leganés, en alusión a los siete suicidas que se inmolaron en un último intento de causar muertes y se cobraron la vida de un miembro de los GEO.

Pero eso no les basta a quienes se han empeñado durante más de tres años en extender la sombra de la duda, incluyendo entre los sospechosos al propio PSOE en connivencia con policías y guardias civiles.

Tampoco les basta que el juez Del Olmo señalase en su momento, con total claridad, a Serhane Abdelmajid, 'El Tunecino', fallecido en Leganés, como líder espiritual y operativo del grupo terrorista autor de los atentados e instigador de los mismos. El magistrado que, laboriosamente y bajo una presión casi intolerable nunca antes soportada por un juez en España, instruyó el sumario poniendo el cuidado preciso para eliminar todas las dudas (y fueron tan numerosas como surrealistas) lo estableció sin duda alguna.

Sucede que el tribunal del 11-M no juzgaba a los muertos. Ningún tribunal lo hace. El proceso incluyó como hipotético autor intelectual a 'El Egipcio' porque, según la policía italiana, él mismo había reivindicado dicho papel en una grabación. Luego resultó que la grabación era técnicamente una chapuza y la transcripción muy imprecisa. No había causa para condenar a Rabei Osman. Eso era todo.

El autor intelectual, que no se hallaba en ningún lugar exótico, por supuesto, fue Serhane Abdelmajid.

Cualquier otra investigación que el PP se proponga apoyar tendrá que contar con espiritistas que convoquen a los suicidas o someter a torturas a los condenados como autores, que insisten en negar su participación y cuyos abogados han puesto más énfasis en apuntar a ETA que en defender su inocencia.

Ya está bien de la broma indecente sobre la autoría intelectual. Seguir dando pábulo a la fabulación conspiranoica es una irresponsabilidad tan gigantesca que sería digna de consideración la posibilidad de exigir responsabilidades legales al partido (o al menos a los miembros del partido) que la sostenga.

La lluvia de mentiras, insidias e intoxicaciones de la opinión pública debe terminar ya.

Leer online http://laspiral.blogspot.com

A la consideración de Rajoy y de su primo

Esta animación compara el mínimo anual de hielo en el Ártico desde el 21-9-2005 (en naranja) con el mínimo de 2007 desde el 14-9-2007. El promedio mínimo de hielo desde 1979 hasta 2007 es mostrado en color verde. La fuente es el Centro Goddard de Vuelo Espacial de la NASA. Vía ALT1040.





23 octubre, 2007

Avergonzarse de la derecha no es avergonzarse de España

¡Sorpresa! Aznar ha engendrado un nuevo libro. Se titula 'Cartas a un joven español' y consta de 17 capítulos, es decir, 17 cartas, en las que el gran ideólogo de la derecha española explica su particular 'Weltanschaung' a un hipotético joven llamado Santiago, cuyas epístolas no aparecen (significativamente) en el libro. Todo ello, claro, con la próxima convocatoria electoral 'in mente', que el presidente de la FAES no da puntada sin hilo.

Dice el mayor de nuestros patriotas que es "preocupante" la tendencia de la izquierda a "avergonzarse de España" y denuncia "un cierto esnobismo muy propio de la izquierda española que le lleva a negar el hecho nacional", como si "declararse español fuera de mal gusto" o los símbolos de la nación "pudieran estar o dejar de estar de moda".

Es más, según el ilustre prócer la pérfida izquierda ha "interiorizado la leyenda negra" y la ha propagado "irresponsablemente" hasta llegar a "unir los esfuerzos con aquellos que niegan la nacionalidad española en sus dos sentidos, el de la unidad y el de libertad". No comprendo que Aznar logre conciliar el sueño con estas terribles pesadillas acosando sin tregua su alma de encendido patriota hispano-estadounidense.

¿Será que no se cree lo que dice? Pues será. Sí, yo creo que deber ser eso.

En cualquier caso, me consta que la izquierda española no se avergüenza de España ni del pueblo español, sino más precisamente de la derecha española a la que Aznar parece querer representar como paradigma cumbre, y que es autora y protagonista secular de una historia construida en gran medida sobre la intolerancia, la codicia y la persecución e incluso el exterminio del diferente, del oponente.

Una derecha que, todavía hoy, es capaz de fabricar un variado repertorio de mentiras (a veces contradictorias entre sí, pero qué les importa) destinadas a generar inquietud y miedo -sin desdeñar que también produzcan odio- porque ese es el caldo de cultivo en el que habitualmente ha recogido los mejores frutos.

Esa derecha incivil e irresponsable, que pretende monopolizar el patriotismo, es la que avergüenza a la izquierda española, la que hace temer, todavía hoy, que la actual experiencia democrática pueda convertirse en un nuevo paréntesis en nuestra accidentada historia.

Y esa derecha, que es española, no es España ni tiene la exclusiva de su representación por mucho que se empeñe.

Leer online http://laspiral.blogspot.com

La frivolidad se llama Mariano

No se cortan. Cual fanáticos 'camicaces' de la pseudoideología neoconservadora se estrellan alegremente contra cualquier objetivo. ¡Santiago y cierra España! ¡Broooom! ¡Cratracrac!

No pasa nada. Trabajan con red, claro. Cuentan con el infalible aplauso de varios millones de españoles dispuestos a volver a situarles en La Moncloa en olor de santidad pese a sus innumerables pecados, entre los que destacan estelarmente la mentira -a la que han dado una nueva dimensión, casi surrealista- y la irresponsabilidad, en la que han alcanzado un nivel inédito en toda la historia de la democracia restaurada.

Aún no estábamos recuperados del efecto causado por el conocimiento del insuperable descaro de Esperanza Aguirre pidiendo al Rey, a cara de perro y ante testigos, un “trato humano” (humanidad frente a alimañidad) para Federico Jiménez Losantos, cuando he aquí que el inefable Mariano Rajoy se pronuncia ‘ubi et orbe’ sobre el cambio climático.

Con el inestimable apoyo teórico de su primo, catedrático de Física Teórica de la Universidad de Sevilla que ahora estará maldiciendo la hora, Rajoy trivializó el cambio climático como hizo en su día con aquellos “hilillos, como de plastilina” que salían del ‘Prestige’ hundido y dejaron toda la costa gallega y cantábrica convertida en un negro fangal.

He aquí lo que Mariano y su primo (salvo que éste diga ahora lo contrario) piensan de uno de los problemas que más inquietan a toda la humanidad. Habla Rajoy:

"Yo sé poco de este asunto, pero mi primo supongo que sabrá. Y entonces dijo: 'He traído aquí a diez de los más importantes científicos del mundo y ninguno me ha garantizado el tiempo que hará mañana en Sevilla. ¿Cómo alguien puede decir lo que va a pasar en el mundo dentro de 300 años?'".

Inefable. Creo que sería gratuito por mi parte apostillar esta estupidez. Lo único que puedo decir es que si este buen hombre nos va a gobernar, apaga y vámonos.

Y encima le llama frívolo a Zapatero. ¿Quién da más?

Leer online http://laspiral.blogspot.com


20 octubre, 2007

Maragall anuncia que sufre de Alzheimer

Hay ocasiones -muchas- en las que uno lamenta no hablar o escribir sobre algo en el momento oportuno. También hay veces en las que el lamento procede de lo contrario: de hacerlo sin tener todos los datos o sin reflexionar lo suficiente. Hoy me alegro infinitamente de no haber cedido ayer a la tentación de comentar, seguramente de modo sarcástico y cruel, el anuncio de abandono del PSOE realizado por Pasqual Maragall. Hoy acabo de saber -lo ha anunciado él- que padece el mal de Alzheimer.

Tal vez ese mal, cuya existencia, según sus propias palabras, conoció “hace unos meses” sea la explicación más razonable de algunas de sus actitudes más recientes, singularmente de su inhibición ante el rumbo que tomaba el proyecto de Estatut durante su elaboración y debate en el Parlament de Cataluña. Fue, tal vez, excesivamente ligero por mi parte atribuir su postura a la voluntad de permanecer en la presidencia de la Generalitat, al propósito de evitar unas elecciones anticipadas que podrían perjudicarle.

El Alzheimer es una enfermedad que cursa de modo progresivo y es prácticamente imperceptible en su fase inicial. Su acción larvada e insidiosa no sólo afecta a la memoria, sino también a la percepción de la realidad y al carácter de la persona afectada. Si es demoledoramente triste su incidencia en cualquier persona lo es mucho más cuando, como en este caso, afecta a alguien que siempre fue paradigma de honestidad y coherencia.

"En ningún sitio está escrito que la enfermedad sea invencible", ha dicho hoy Maragall, quien tras hacer una breve referencia a sus logros añadió “…Y ahora iremos a por el Alzheimer”. Siempre optimista y vital.

Que así sea.

Breve y esencial biografía extraída de Publispain:

Pasqual Maragall, nació en Barcelona el 13 de enero de 1941. En su familia siempre hubo tradición política y literaria, ya que su padre -Jordi Maragall-, fue senador y escritor, y su abuelo -Joan Maragall- fue un conocido poeta de la literatura española. En 1965 contrajo matrimonio con Diana Garrigosa, mujer con la que aún continúa casado y con la que tiene tres hijos.

También en ese año, se licenció en Derecho y Ciencias Económicas por la Universidad de Barcelona e ingresó como economista en el departamento de urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona. En 1973 se licenció en Economía Internacional y Economía Urbana por la New School for Social Research de Nueva York y en 1978 se doctoró en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Comenzó su actividad pública en 1965 en el gabinete técnico del ayuntamiento de Barcelona, y su vida política en el Frente Obrero de Cataluña.

En 1982 fue elegido alcalde de Barcelona, cargo en el cual fue reelegido en 1983, 1987, 1991 y 1995. En esos años alcanzó un enorme prestigio como político de izquierda en Cataluña y, por tanto, en España. Su tarea más importante en la alcaldía fue la preparación y ejecución de los Juegos Olímpicos de 1992, en Barcelona.

Otros hechos destacados de ese periodo fueron su cargo en la Presidencia del Consejo de Municipio y Regiones de Europa y su vicepresidencia y presidencia del Comité de Regiones de la Unión Europea. Fue también fundador de Eurociudades -grupo de seis grandes ciudades del área del Mediterráneo Occidental- y vicepresidente para Europa de la Unión Internacional de Autoridades Locales y de la Federación Mundial de Ciudades Unidas.

En 1997 cedió la alcaldía de Barcelona y se trasladó a Roma, donde fue profesor durante un año. En 1998 aceptó encabezar las listas de la candidatura socialista a la Presidencia de la Generalitat de los comicios de 1999, pero perdió. Luego en las elecciones de 2003, con el apoyo de ERC y de la coalicición rojiverde ICV-EUiA se invistió presidente de la Generalidad de Cataluña en diciembre.

Leer online http://laspiral.blogspot.com

18 octubre, 2007

'El País': El enemigo en casa

Soy suscriptor de la versión digital de ‘El País’ desde hace años. Lo sigo siendo fundamentalmente por disponer de acceso a su archivo y porque ello implica también el abono a ‘Le Monde’, entre otras cosas. De cualquier modo, hace unos días he revisado la fecha en que vence mi suscripción. Lo hice para plantearme con tiempo si la voy a renovar o no. Tengo todavía, según descubrí, cinco meses para pensarlo y lo voy a hacer muy seriamente.

Comparto -cada vez con más gente, por lo que se ve- la perplejidad y la preocupación por la deriva que el diario ha emprendido prácticamente desde el día en que se incorporó a la dirección Javier Moreno, un químico que se hizo converso periodista a los treinta años a través del 'master' del propio diario y que, aparentemente, tiene toda la confianza de la empresa desde sus primeros pasos. No así la de la redacción.

‘El País’
cuenta -y ello le honra, en la medida en que es una garantía para sus trabajadores y para sus lectores- con un Estatuto de la Redacción que le da derecho a ésta a pronunciarse sobre diversos aspectos del funcionamiento del periódico. Uno de esos aspectos, aunque carece de carácter vinculante, permite que el Consejo de Redacción se pronuncie sobre la idoneidad de los nombramientos. En su día, cuando Javier Moreno fue nombrado director adjunto, fue rechazado por la mayoría de sus compañeros. Posteriormente, cuando el fallecido Jesús de Polanco, en una de sus últimas decisiones (marzo de 2006), decidió nombrarle director el voto de la redacción se tornó positivo, con casi un 60% de sufragios a favor, lo cual tampoco denota precisamente entusiasmo.

Tal vez, a nivel empresarial, PRISA tiene clara la clase de transición que pretende hacer. Seguramente acierta pensando que dicha transición debe ser pilotada por un hombre joven, o al menos por alguien con capacidad de conectar con las generaciones jóvenes, a las que, por determinismo demográfico, el periódico debe dirigirse con especial cuidado. Otra cosa -nada irrelevante- es que sea precisamente Javier Moreno el hombre adecuado para esa delicada operación de ‘aggiornamento’.

El último encontronazo de Moreno con la redacción ha sido de una contundencia inédita y más que elocuente acerca de la tensión extrema que se está viviendo en la sede de Miguel Yuste 40 ante un golpe de timón que tiene todas las características de lo errático, de la ausencia de reflexión profunda y suficiente; de la inmadurez, en definitiva.

El pasado día 10, con motivo del 40 aniversario del asesinato (que no ejecución) de Ernesto Guevara de la Serna, el ‘Che’, ‘El País’ publicaba bajo el título ‘Caudillo Guevara’ el editorial más zafio e impresentable de toda su historia. La figura del guerrillero no sólo aparecía como una justificación de las dictaduras militares en el subcontinente americano sino que además era equiparada al terrorismo etarra o yihadista. Ese fue el detonante para la redacción. Nada menos que 230 de los 250 redactores exigieron, con el Estatuto de la Redacción en la mano, su derecho a replicar a ese texto superficial y demagógico.

Alguien como Moreno, nacido en 1963, puede ignorar lo que pasaba en el mundo en los años 60 y 70 del siglo pasado, cuál era la dinámica y la dialéctica en una circunstancia histórica de permanente tensión entre una fatal dicotomía: la de un imperialismo opresor y sin escrúpulos, que prefería una dictadura a una democracia allí donde tal democracia podía serle desfavorable (véase Chile como paradigma), y un marxismo revolucionario que sólo creía en las armas como instrumento de liberación. Y lo creía por experiencia, desgraciadamente.

Sí, una persona de 43 años puede ignorar esa época histórica y juzgar ese tiempo y a sus personajes de modo superficial. Un periodista, no. Cualquiera que sea su edad, no. Y si es el director del diario de mayor difusión en España y uno de los más respetados en el mundo, muchísimo menos. Ese editorial es, desde cualquier punto de vista, una demostración casi insuperable de ligereza e incompetencia.

A nadie puede sorprender que el director de ‘Público’, competencia directa de ‘El País’ y con magníficas perspectivas de progreso visto lo visto, reprodujese en su blog el referido editorial y, con la única apostilla del título (“El Che, quién te ha visto y quién te ve”), lo contrastase con otro publicado hace diez años. La lectura sucesiva de ambos hace ocioso todo comentario. Como poco, se diría que ‘El País’ tiene al enemigo en casa.

------------------------------

- Los dos editoriales reproducidos en el blog de Nacho Escolar.

Finalmente, parece que le mediación del consejero delegado, Juan Luis Cebrián, logró impedir el propósito de los redactores de publicar un ‘contraeditorial’ y todo se ha quedado en un nota escueta, comedida y aséptica, publicada en la edición de hoy, a la que el Consejo de Redacción rechaza hacer ningún comentario suplementario.

Este es el texto:

"La Redacción de EL PAÍS quiere mostrar su disconformidad con el editorial titulado Caudillo Guevara, publicado el pasado día 10 de octubre. Más de dos tercios de los redactores (250) consideran que el texto publicado no abordaba en su totalidad la figura de un personaje como el Che Guevara que, con sus luces y sus sombras, es lo suficientemente compleja para haberla tratado como si no hubiera una escala de grises.

El Estatuto de la Redacción contempla la posibilidad de discrepar de un editorial siempre que se logren reunir las firmas necesarias, que cifra en un mínimo de dos tercios de los redactores. En ejercicio de este mecanismo de transparencia y democracia interna, único en la prensa española, se ha habilitado este espacio para dejar testimonio de nuestra discrepancia".

Leer online http://laspiral.blogspot.com


17 octubre, 2007

Despropósitos, aspavientos, mentiras y delirios


Hay que admitir que a la hora de escenificar aspavientos y despropósitos el Partido Popular es imbatible. Y últimamente están sembrados. Tras el númerito 'institucional' de Rajoy vía vídeo en plan "le roi c'est moi" sólo nos faltaba Mayor Oreja resucitando y rehabilitando al muerto.

"¿Cómo voy a condenar lo que, sin duda, representaba a un sector muy amplio de españoles?", se pregunta en una entrevista publicada en 'La Voz de Galicia' este demócrata de toda la vida. Naturalmente ni se le ocurre plantearse la ilegalidad de origen de la dictadura o el hecho de que el golpe de estado del 18 de julio no fue contra ningún régimen despótico sino contra una república legítima, regida por un Gobierno que tenía su origen en unas elecciones democráticas.

Para Mayor Oreja, la larga y brutal dictadura fue una Arcadia feliz, caracterizada por una "extraordinaria placidez" para aquel sector supuéstamente "muy amplio" de españoles. La paz de los grandes cementerios bajo la luna; la del exilio forzado; la de las prisiones atestadas; la de los juicios injustos, sumarísimos o no; la del silencio por decreto; la de la ley de vagos y maleantes; la del tribunal de orden público. La España 'plácida' del silencio y la conformidad por decreto, la de la propaganda ilegal y el miedo omnipresente, casi supersticioso. ¿Quién si no él y los suyos siente nostalgia de tan selectiva y falsa placidez?

En el caso de Aznar, del que constan artículos publicados en los últimos años 70 en la prensa de La Rioja añorantes de la dictadura e inquietos ante la Constitución y el Estado de las autonomías, ya nada puede sorprender. Su manera de contar la reciente historia de España -la que todos hemos vivido- es un desafío a la memoria colectiva y a la inteligencia de los españoles. Su última intervención, en Salamanca, trasudó el inextinguible rencor que le posee desde el aciago 14-M.

Decir que el PSOE, cuando él gobernaba, negoció simultáneamente con el PP y con ETA es mentir cínicamente y por partida múltiple. Tratándose de Aznar, lo habitual. Fue el PSOE quien propuso el pacto antiterrorista, que Aznar contempló en principio con reticencias y resistencia. Con bastante posterioridad (no simultáneamente), un miembro del PSE, Jesús Eguiguren, concluye de sus encuentros personales con miembros de Batasuna no sólo que el entorno radical abertzale está abierto al diálogo, sino que ETA podría declarar un alto el fuego e incluso abandonar las armas tras una presumiblemente larga negociación. Lo que se inicia entonces es un proceso de exploración mutua entre Batasuna (no ETA) y PSE (25 reuniones, se dice) que sólo cuando el PSOE llevaba dos años en el Gobierno (22 de marzo de 2006) conducen a la declaración de alto el fuego por parte de ETA. Si eso es simultaneidad, que baje dios y lo vea.

En cualquier caso, el diálogo con ETA, que al contrario del que mantuvo el Gobierno de Aznar no supuso ninguna contrapartida para la banda (el Gobierno del PP acercó presos a la península y, dentro de la península, al País Vasco), sigue siendo uno de los caballos de batalla en los que el PP funda su política de oposición.

Ayer, sin ir más lejos, el portavoz parlamentario del PP, Eduardo Zaplana, aseguraba con su habitual rostro, aceitunado y pétreo, que Zapatero no está capacitado ni tiene legitimidad (¿legitimidad?) para afrontar el "desafío" que plantea Ibarretxe con su referéndum. "Después de todo lo que ha ocurrido esta legislatura, que ha sido una fábrica de independentistas, y de que se haya negociado con ETA, Zapatero no está en condiciones de hacer frente a este desafío", dijo el inefable.

Mientras Rajoy aseguraba que el presidente del Gobierno había hecho lo que él le había pedido, lo único que se puede hacer, Zaplana insistía en que “si hubiera voluntad inequívoca para frenar este desafío, el comportamiento sería radicalmente distinto". ¿Cuántos partidos hay en el PP para que sea posible que mientras su presidente se atribuye parte del mérito en la firmeza con que Zapatero le dice a Ibarretxe que no hay camino el portavoz constate tibieza e insuficiencia en la actuación presidencial?

También ayer, Zaplana consideró necesario salir en defensa de Mayor Oreja y, aunque aseguró que no había leído sus declaraciones (¡ !) aludió, cual si de perros se tratase, a su “pedigrí”, a su carácter de "demócrata de la cabeza a los pies" desde siempre, y cuya biografía es más "contundente" que cualquier declaración.

Dada su fe de intoxicador profesional en que no hay mejor defensa que un buen ataque ni arma más eficaz que una insidia, el hombre que está en política para “forrarse” dejó caer que “muchos de los que hoy se meten con nosotros no estaban en las filas de los que peleaban por la libertad (...) y tenían cargos públicos en la administración franquista".

¿Quiénes? Es inútil preguntar. Lo dice Zaplana y ya está. Es como cuando afirmó que Aznar nunca había asegurado la existencia de armas de destrucción masiva en Irak. En media hora las ‘históricas’ grabaciones le estaban desmintiendo con contundencia más que suficiente como para desautorizar a un político y más al portavoz de un partido de por vida.

Para completar el cuadro, Ana Botella, esposa de Aznar y concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, insistió –sin nombrar a nadie, claro- en que era un hecho el pasado franquista tanto de miembros del PP como del PSOE (ella no fue franquista, por supuesto). Cualquiera, sin embargo, podría nombrar, a título meramente indicativo, a dos luminarias del franquismo que están en el PP y cuya relevancia es incomparable con la de cualquiera de los innombrables franquistas que supuestamente hay en el PSOE: el padre fundador, Manuel Fraga Iribarne, y el escurridizo y siempre sonriente Rodolfo Martín Villa. ¿Quién da más?

En cualquiera caso, ya puesta en modo disparate sobre la memoria histórica, la ex presidenta consorte comparó el 18 de julio de 1936 con la huelga minera asturiana de 1934 (bañada, por cierto, en sangre por Francisco Franco, entonces al servicio de la república). ¿Condenaría el PSOE aquella huelga?, concluía.

Esto es el delirio.

Leer online http://laspiral.blogspot.com


13 octubre, 2007

El imposible orgullo

Ayer se pudo ver con toda claridad en quienes prende y a quienes legitima neciamente el discurso del orgullo nacional y la exaltación de los iconos patrios que Rajoy proponía en su desvergonzada caricatura de un discurso institucional. “Las razones que todos conocen” -deliberadamente no enunciadas en el vídeo para no hacer más evidente lo cínico y ridículo de la propuesta- sólo parecen ser conocidas y compartidas por una ínfima minoría de los ciudadanos, que fue la que respondió a su patriótica y gratuita invitación.

Dentro de esa ínfima minoría, aparentemente motivada por “las razones” escamoteadas, sobresale hasta convertirse en representante casi único del ‘orgullo nacional’, por el ruido y la furia -por la irracionalidad en definitiva-, la extrema derecha. La suya no es la bandera que Rajoy dice querer defender, sus iconos no son los de la mayoría y su discurso político –si cabe llamarlo así- es el del odio ideológico y racial y el de la revancha; es el discurso de la violencia, ansiosa de confrontación con sus pares de signo opuesto.

Ayer, mientras en el Paseo de la Castellana, corazón institucional de la celebración, se exhibían con arrogancia desafiante banderas franquistas, el falangista Sáenz de Ynestrillas y sus secuaces protagonizaban su tradicional excursión-provocación al País Vasco más motivados que nunca y lograban que sus homólogos abertzales convirtieran las calles de San Sebastián en un infierno. Misión cumplida.

En Barcelona, en el curso de un homenaje a la bandera (preconstitucional) unas decenas de miembros del grupo ultra ‘Adelante Cataluña’ quemaban retratos de Carod-Rovira e intentaban lo mismo con una senyera catalana aparentemente incombustible que finalmente despedazaron y pisotearon.

En Valencia, el millar largo de asistentes a la movilización convocada por 'España 2.000' sumaba a la pira, junto a Carod-Rovira, retratos de Ibarretxe y símbolos de ETA. Todo ello no sólo para mostrar el orgullo de ser español sino también para exhibir un racismo sin complejos con la inmigración como principal bestia negra. “En España, los españoles primero” era el lema de la manifestación, que encabezaba una mujer a caballo (¿España?). Entre las consignas coreadas, “La inmigración destruye la nación” o “No más pateras, que cierren las fronteras”.

¿Es la España que quema retratos y banderas la que queremos? ¿Es esa España irracional y excluyente la que quieren Rajoy y su partido? ¿Nos representan las irrelevantes minorías dispuestas a partir la cara o volar la cabeza al contrincante?

No, ¿verdad? ¿Entonces a qué viene el estúpido vídeo pseudoinstitucional de Rajoy? ¿Qué persigue? ¿Qué sentido tiene convertir granos de arena que ni siquiera se tiene el valor de señalar en montañas que todos debemos allanar? ¿Dónde está la emergencia nacional que requiere nuestra movilización bandera en mano?

Todo indica que es el PP y no el Gobierno el que ha perdido el rumbo desde el mismo día en que perdió las elecciones. Y lamentablemente no es eso lo único que perdió. También le perdió todo respeto a la verdad y toda responsabilidad y solidaridad de Estado.

Yo no siento orgullo de ser español y en gran medida se lo debo al Partido Popular y a su deriva irresponsable y zafia en esta legislatura. A mi me avergüenza que la segunda mayoría política de los ciudadanos de este país tenga unos representantes como los que tiene y aplauda actitudes y estrategias como las que practica.

Quiero que lo sepan. Me ponen enfermo.

Leer online http://laspiral.blogspot.com


11 octubre, 2007

Oigo, patria, tu aflicción...

El patriotismo es el ultimo refugio de un canalla.

Samuel Johnson

Cada nación ridiculiza a las otras. Y todas tienen razón.
Arthur Schopenhauer





El presidente de la república…, digo… del Partido Popular, difundió ayer un mensaje institucional -perdón, quise decir partidista- a todos los españoles para que en sus casas y fuera de ellas, con la familia o con los amigos, celebren, “sin aspavientos pero con orgullo”, la fiesta nacional y exhiban la bandera que a todos nos representa.

El video, grabado en la sede del propio PP, aparece hoy colgado en Youtube con dos singulares limitaciones:

- Embedding disabled by request ("deshabilitada la incrustación por requerimiento", obviamente del PP).
- Adding comments has been disabled for this video ("el añadido de comentarios ha sido deshabilitado para este video").

"Sin aspavientos", dice. ¿Para qué mayor aspaviento que el propio video, en el que el presidente de un partido secuestra y suplanta el papel institucional que corresponde al Rey o, en su defecto, al presidente del Gobierno?

"… Pero con orgullo", añade. En realidad con soberbia, con arrogancia, con voluntad de división, con alarmista demagogia, con rotunda y repugnante indecencia política, como siempre. Y además, tratando de impedir, mediante las prohibiciones ya comentadas, toda respuesta; intentado limitar la libertad de expresión, el derecho de los que disienten a criticar y a escarnecer su falta de escrúpulos.

El vídeo, pese a los esfuerzos del PP, puede ser contemplado aquí íntegramente gracias al diario ‘Público’, que lo reproduce en su web y habilita la posibilidad de que los blogs incrusten libremente el código.

También ayer el PP dio otra muestra depurada de la política de comunicación irresponsable y abusiva que practica (ver vídeo abajo, vía NetoRatón 2.0). Los representantes del partido en la ponencia de la Ley de Memoria Histórica se presentaron al ‘examen’ de la rueda de prensa, cual opositores enchufados, sin haber estudiado.

Su ridículo fue considerable, pero muy inferior al desprecio manifiesto que ellos mostraron, una vez más, por su propia función como representantes de los ciudadanos, por los sufridos y pacientes periodistas y por la martirizada, manipulada e intoxicada opinión pública. Se trataba simplemente de reiterar su sistemático ‘no’ para que no faltase en los informativos y en los diarios de hoy. Un rechazo a una ley que (“suponemos”, dijo Jorge Fernández Díaz entre reveladores tics faciales) mantiene el espíritu ya denunciado.





Increíble pero cierto.

08 octubre, 2007

Apple: Una de indios y dioses blancos

- Padre, el hombre de la cajita se ha muerto.

En algún lugar del interior de América Latina, un indio de expresión compungida. que había viajado decenas de kilómetros desde su aldea, tendía una radio de transistores a un sonriente misionero de aspecto paternal.

- Espera aquí. Enseguida le devolvemos la vida.

Sin perder la sonrisa, el hombre de dios tomaba con unción la radio en sus manos, se perdía en el interior de la misión y regresaba al rato con el aparato lanzando su mensaje salvador a plena potencia. El “hombre de la cajita” había resucitado. El indio compungido estaba ahora maravillado y feliz.

La radio carecía de dial. Sólo funcionaba en la frecuencia de la emisora evangélica. Los misioneros habían distribuido miles de aquellos aparatos en un radio de cientos de kilómetros. Hacían visitas periódicas a los lugares más accesibles para reiterar su proselitismo y ‘resucitar’ al hombre de la cajita. La noticia de ese ‘milagro’ periódico se había extendido a los puntos más alejados, que los ‘padres’ visitaban con frecuencia más dilatada.

El indio de nuestra historia -que es real, o como tal la leí hace un montón de años- se había hecho adicto a aquella voz, a las historias de malos castigados y buenos premiados que contaba y a la música que difundía, llena de mensajes de amor: del amor a dios y del amor de dios por su creación.

Qué ingenuidad la de los indios, ¿verdad? Pues consideren hasta qué punto los habitantes de áreas más civilizadas somos vistos como indios remotos (el mítico Cuervo Ingenuo de Javier Krahe es aparentemente inmortal) por ciertas multinacionales. Pepe Cervera cuenta hoy en su blog la filosofía del negocio que tiene Apple y que aplica drásticamente a los compradores de sus Iphones.

Queridos indios: no trajineis la cajita para oir otras emisoras o el dios de los blancos os fulminará.

Leer online http://laspiral.blogspot.com