30 abril, 2015

PIB: Menos lobos, Caperucita

Rajoy y sus turiferarios se presentan como a punto de levitar tras conocerse el aumento del 0,9 por 100 del PIB en el primer trimestre de este año. Es posible que tengan razón al revisar al alza la previsión de crecimiento del 2,4 al 2,9 en 2015, pero echar las campanas al vuelo no sólo es prematuro, sino también injustificado.

Ciertamente el consumo privado y la inversión están aumentando como consecuencia de un cambio en el estado de ánimo de quienes pueden permitírselo, pero también ha crecido, imprudentemente, el endeudamiento público, que podría superar el 100 por 100 este año.

Esa pesada hipoteca, que se tardará quizás décadas en reducir a un niviel razonable, no es la única ni la más grave. El desempleo, del 50,7 por 100 entre los más jóvenes y del 23,8 en total, es una rémora socioeconómica de primera magnitud. Se publicita mucho el aumento de las contrataciones y el descenso del paro, pero las estadísticas son tramposas, en la medida en que sólo la décima parte de los empleos responden a contratos fijos e incluso en éstos se están permitiendo situaciones de explotación intolerables.

Reconsiderar a corto plazo las reformas realizadas exclusivamente en favor de los empresarios y muy lesivas para los trabajadores es un requisito imprescindible para aumentar el consumo interno, sin el cual la economía española seguirá estando enferma y los índices macroeconómicos de crecimiento se estancarán a medio plazo. Esta es también una condición previa para posibilitar el retorno de los cientos de miles de jóvenes -muchos de ellos con un alto grado de preparación- que han emigrado en los últimos años y para evitar que sigan abandonando el país quienes más y mejor pueden contribuir a su reconstrucción.

Son tantas, tan importantes y urgentes las metas a alcanzar que un crecimiento del 0,9 por 100 del PIB resulta casi ridículo, especialmente si se tiene en cuenta que se debe más a factores externos (devaluación del euro, abaratamiento del petróleo, adquisición de activos tóxicos por parte del BCE) que a las políticas socioeconómicas de este Gobierno, Así que menos lobos, Caperucita, que la cosa (y la casa de la abuelita) está que arde.

07 agosto, 2014

El mal israelí



El periodista israelí Gideon Levy, del diario 'Haaretz', está amenazado de muerte por sus opiniones críticas sobre la brutal actuación militar de su país en Gaza. Hay incluso quien cree que podría ser asesinado, como lo fue el ex primer ministro Rabin tras firmar los acuerdos de Oslo con los palestinos. Ex consejero y portavoz de Shimon Peres en los años 70, Levy, que cuenta con el firme apoyo de su periódico, pese a haber perdido suscriptores por su causa, cree que el mal de la sociedad israelí es consecuencia de la expansión de la extrema derecha, del racismo y de la incitación al odio. He aquí su diagnóstico:

«La sociedad israelí está enferma. Desde el sur del país a Tel-Aviv, las imágenes de Gaza son recibidas con indiferencia, e incluso con expresiones de alegría. Basta mirar las redes sociales y las llamadas a 'quemarlos a todos'. Yo nunca había visto esto. Finalmentente, la palabra 'fascismo', que yo intento utilizar lo menos posible ha merecido su lugar en la sociedad israelí".

Fuente: Le Monde

28 julio, 2014

I Guerra Mundial: El horror precursor


Hace exactamente un siglo en esta fecha comenzó la I Guerra Mundial, cuyo balance de bajas marcó un punto de inflexión terrorífico respecto a todas las conflagraciones precedentes: casi 17 millones entre muertos y desaparecidos y más de 21 millones de heridos. Y todo por nada y para nada. 21 años después, y en gran parte como consecuencia de los resultados de la primera, estalló la II Guerra Mundial, cuyo balance está estimado en 61 millones de muertos, de los cuales 41 corresponden a civiles no combatientes, novedad inhumana de aquel desastre, al que hay que añadir el Holocausto y el empleo, por dos veces (y contra la población de dos ciudades japonesas) del arma terrorista por excelencia: la bomba atómica.

La humanidad deberia estar comprometida en una guerra permanente contra la guerra, pero lejos de ello, por unos o por otros, proliferan peligrosamente los conflictos localizados, que podrían llevar a un callejón sin salida, mientras la sofisticación tecnológica no cesa de crear nuevos instrumentos para el exterminio..Nadie debería ignorar que una tercera guerra mundial supondría la desaparición de una gran parte de la humanidad y un conjunto pavoroso de secuelas de larga duración para los supervivientes. La guerra -cualquiera que sea- debe dejar definitivamente de ser una opción y todos deberíamos ser partícipes de ese empeño.





JEAN JAURÈS, líder del Partido Socialista francés, se opuso fervientemente a la participación de su país en la I Guerra Mundial y pagó con la vida su posicionamento. Apenas 48 horas antes de ser asesinado, en su último discurso, realizado en Bruselas, Jaurés había pedido "poner en común, contra el monstruoso peligro de la guerra, todas nuestras fuerzas de voluntad y de razón". Hoy sus restos descansan en el Panteón de París, donde Francia rinde tributo a sus grandes hombres. Reconocimiento tardío, pero seguramente sincero, a quien sabía que son los pueblos, los ciudadanos, quienes pierden todas las guerras, incluidas aquellas que su nación gana.

11 julio, 2014

UE: Un nazi en la Comisión de libertades



Udo Voigt, ingeniero aeronáutico y ex capitán del ejército alemán, se sienta en la Comisión de Libertades de la UE en representación del nenoazi NPD (Partido Nacional.Demócrata), del que ha sido presidente. La cruel paradoja ha causado gran indignación, ya que a nadie se le ocurre nada tan alejado de las libertades como el nazismo, del que Voigt es un nostálgico impenitente.

Entre las joyas que han salido de la boca de este espécimen, paradigma de un pasado nacional-racista repugnante, se cuentan una relativización de las dimensiones del holocausto, que, según sus estimaciones, no superó las 340.000 víctimas; un elogio encendido de las SS, y la propuesta de concesión del Nobel de la Paz, a título póstumo, para Rudolph Hess, lugarteniente de Hitler.

Aparentemente, para vergüenza de la UE y de la inmensa mayor parte de los ciudadanos de la Unión, la elección de Voigt es irreversible. Lo peor, si se tiene en cuenta la actividad de demolición de las democracias que está practicando la 'troika' so pretexto de arreglar la crisis económica, es que ese hecho lamentable quizás no es tan no es tan incoherente como puede parecer.

21 junio, 2014

La reforma del IRPF, una tomadura de pelo

Cada cual es tan libre como se pueda ser en estos tiempos oscuros para interpretar las novedades sobre el IRPF que ha difundido el Gobierno -o aceptar interpretaciones, mediáticas o no, más o menos interesadas-, pero de entrada debería aparcar la idea de que los más beneficiados por la nueva normativa son quienes perciben menores salarios, que es lo que el Ejecutivo vende. De entrada, el hecho de que quienes ingresan anualmente hasta 12.450 € coticen al 20% es más que elocuente acerca de la 'filosofía' que ha presidido esta reforma (*).

En las actuales circunstancias las personas de ese nivel (889 € en catorce pagas, en cada una de las cuales les serán retenidos 177,8) deberían estar exentas, pues son las más atribuladas por el incremento del IVA, de las tasas de todo tipo, del precio de la electricidad e incluso las multas brutales que este Gobierno ha decidido implantar con más intención recaudatoria que correctiva. Se me dirá que Hacienda les devolverá la integridad de lo retenido, pero lo hará a ejercicio vencido. Mientras tanto el Estado se estará financiando mes a mes y año a año sobre las espaldas de los más débiles. Y sin pagar intereses.

Otro tanto se puede decir del siguiente y nuevo nivel establecido (de 12.450 a 20.000). El vigente anteriormente cubría desde 17.707 a 33.007, demasiado extenso y por lo tanto injusto. El actual, sin embargo, engloba de hecho casi todo el primer nivel de la normativa anterior, y el supuesto descenso en la base imponible se transforma realmente en una subida del 0,25%. ¿A quién poretenden engañar?

En los tres niveles siguientes de la tabla es donde realmente está el 'quid' de la reforma del PP, las rebajas de mayor entidad y su más descarado guiño electoral, dirigido claramente a las clases medias, a su clientela habitual, ahora parcialmente desencantada. Por si quedase alguna duda al respecto, las rebajas no sólo son del 10% en dos años para quienes oscilen entre 20.000 y 60.000 €, sino que desaparecen del cómputo, como por arte de magia, dos de los niveles previamente existentes, y el límite máximo queda establecido en esos 60.000. Quienes ganen más -entre los que se hallan algunos de los mayores beneficiarios de la crisis económica- compartirán una base imponible común del 47%, que además no pagará ninguno.porque los que tienen el estatus de 'superricos' cuentan habitualmente con los servicios de los grandes especialistas en triquiñuelas.

La nueva reforma fiscal del PP rompe simultáneamente, y de modo descarado, con dos de los criterios principales de la Constitución en relación con los impuestos: el de proporcionalidad y el de progresividad (Artículo 31). Llueve sobre mojado. Esto es una burla más al conjunto de los ciudadanos, pero muy especialmente a los menos favorecidos.



(*) Para una mejor comprensión de este post, sugiero mantener a la vista la tabla reproducida arriba.
Ilustración: Grafía publicada por 'Público'